Concepto & Multiculturalismo

Inicio » Posts tagged 'Malala Yousafzai'

Tag Archives: Malala Yousafzai

Malala Yousafzai, nuevo reconocimiento

Malala Yousafzai, la joven pakistaní convertida en icono en la lucha por la educación de en el mundo es nuevamente noticia. La candidata 2013 a Premio Nobel de la Paz es ahora nominada en Suecia para el Premio de los Niños del Mundo por defender los derechos de la niñas a la educación en Pakistán, una forma se enseñarle también al mundo la forma de cómo emprender una causa con el poder de la voz y de la expresión. Malala es nominada a este premio que existe desde el año 2000 y que busca sensibilizar a la comunidad internacional de los derechos de los niños. Un evento de relevancia, con 60 mil escuelas de casi 110 países están asociados a estos premios.
La joven pakistaní ha estado al borde de la muerte sufrió la consecuencias de padecer la intolerancia manifestada en la acción de la violencia por simplemente ser una entusiasta trabajadora en la lucha por el derecho a la educación; talibanes en el 2012 llevaron adelante un atentando contra su persona disparándole en el valle de Swat. Contrariamente a conseguir el objetivo, se recuperó y a partir de entonces se convirtió en un símbolo mundial para luchar contra los derechos que cada niño debe poseer.
Su activismo por la educación pakistaní comenzó cuando tenía apenas 11 años, dos años después que el Talibán llegara al poder con una consigna clara: cerrar las escuelas para las niñas. De esta manera y bajo el seudónimo “Gul Makai” (nombre de una heroína de un cuento popular Patzun) comenzó a relatar, para el servicio urdu de la BBC, todos los sufrimientos que provocaban los talibanes a las personas del Valle de Swat, prohibiendo el derecho inherente a la educación para niñas, escuchar música en autos, usar ropas coloridas, y hasta la imposición de la Sharia o Ley musulmana en su máxima expresión, con todo lo que ello significa.
Ya en 2009, se convirtió en una voz que cada vez se escuchaba más fuerte en foros activistas por la educación. Su identidad se reveló cuando, la joven ganó el Premio Nacional de Paz (una vez que el Talibán estaba fuera del poder), renombrado luego como Premio Nacional Malala de Paz para menores de 18 años. También recibió el Premio Infantil de Paz concedido por la Fundación The Kids Rights.
En un mundo en el que se estima que 67 millones de personas de edad escolar no asisten a una institución educativa por la carencia de garantizar el derecho a la educación, Pakistán es el segundo país con mayor cantidad de niños sin escolarizar, con 5,1 millones. Sin embargo, las dos terceras partes, que presenta esta triste realidad, son niñas que afrontan una grave desventaja en materia de educación. Aunque en las últimas décadas se han logrado progresos en la reducción de las desigualdades de género, las niñas siguen encontrando obstáculos considerables para acceder a la escuela. Es reflejo de ello la tasa de escolarización neta de las niñas en la enseñanza primaria, que es todavía inferior a la de los niños en un 14%, esto quiere decir que sólo hay ocho niñas por cada diez niños en ese nivel, y específicamente en el distrito de Swat, apenas una de cada tres niñas está escolarizada.
No es la primera vez que la joven pakistaní es premiada o postulada, ya ha sido merecedora de diferentes condecoraciones internacionales, como por ejemplo el Sájarov por el Parlamento Europeo; Derechos Humanos de Naciones Unidas. También fue la personalidad más joven de ser nominada en el Premio Nobel de la Paz del año 2013. Y al parecer este nuevo año volverá a ser llamada a esta convocatoria.

Malala1

Anuncios

Malala Yousafzai, símbolo por la paz mundial

«Tomemos los libros y las plumas porque son nuestras armas más poderosas. Un libro y una pluma pueden cambiar el mundo»  Malala Yousafzai
Malala Yusafzai tenía 11 años cuando se convirtió en la voz de millones de niñas musulmanas de Pakistán y Afganistán que quieren acudir a la escuela. La travesía de Malala tiene un punto de partida cuando comenzó a escribir un blog para la BBC, acerca de la vida en la zona conservadora paquistaní del Valle de Swat. Malala se atrevió a compartir su más profunda aspiración: tener libertad para aprender. Su padre siguió dirigiendo una escuela en ese lugar, a pesar de un edicto de los talibanes sobre la prohibición a las niñas de la región a acceder a la educación. En su blog, Malala hablaba abiertamente sobre los desafíos, temores y amenazas que enfrentaba su familia. Al principio, ella escribía de forma anónima, pero con el tiempo se convirtió en una figura pública, concediendo entrevistas a la televisión, a cadenas como CNN y otros medios. La atención de los medios provocó la ira de los talibanes, una mañana cuando Malala regresaba junto a sus compañeras en un autobús, hombres armados  abrieron fuego contra ella y otras dos chicas. Malala resultó gravemente herida en el ataque. Fue sometida a varias cirugías exitosas en Pakistán y en Reino Unido, donde vive ahora después de que a su padre le ofrecieran un trabajo en el consulado paquistaní. Durante los días más críticos de su estado de salud, Malala provocó que miles de ciudadanos de todo el mundo expresaran su solidaridad y apoyo, causó una auténtica movida mundial. Mientras se recupera de sus lesiones, sigue inculcando conciencia y recaudando fondos para la educación. Desde el tiroteo, ella se ha convertido en el rostro de la educación de las niñas, un símbolo global. Ha sido nominada para el Premio Nóbel de la Paz 2013, y el año pasado fue seleccionada finalista para la Persona del Año, por la Revista Time. Ha recibido el premio “Embajador de Conciencia” que otorga la organización Amnistyía Internacional. La historia de Malala ha incrementado la conciencia global de la educación de las niñas, causa que ha defendido durante años. Nos ha mostrado que no hay límite de edad para levantarse contra la injusticia; ha desafiado a todos a una guerra contra el analfabetismo y el terrorismo, para recoger los libros y los lápices. Ha pedido a todos los gobiernos del mundo, en un discurso público ante la ONU, a que se comprometan a garantizar la educación gratuita y obligatoria para todos los niños.   En el mundo, hay 66 millones de niñas fuera de las aulas, según la UNESCO, cifra mucho mayor que la de niños, quienes no enfrentan la misma discriminación y los mismos obstáculos que las niñas encaran en algunos países. Malala es símbolo y ejemplo de esta simple consigna: la educación es la única solución, la educación en primer lugar. Malala ha sido homenajeada en la ONU, en el marco de un discurso que brindó en el Foro de la Juventud de esta organización en New York. Tengamos presente: La educación es un derecho humano fundamental, así establece la comunidad internacional en los “Objetivo de Desarrollo del Milenio.”
La comunidad del concurso “Concepto Multiculturalismo” adhiere a las manifestaciones globales por el deseo de que Malala Yousafzai, candidata entre seis distinguidas personalidades mundiales, sea reconocida por el Premio Nobel de la Paz 2013.

Malala Yousafzai, Ban Ki-moon