Concepto & Multiculturalismo

Inicio » Sin categoría » Diversidad en India, la voz de la diplomacia

Diversidad en India, la voz de la diplomacia

Categorías

Señores Legisladores, Señores Embajadores, señoras, señores, buenas tardes.
Ha sido muy interesante escuchar las palabras de mis colegas sobre el tema del multiculturalismo en sus países y en el mundo. Es importante hoy entender al multiculturalismo en un mundo cambiante donde las identidades de las naciones se funden entre sí. Al mismo tiempo, esas mismas identidades provocan diferencias e incluso enfrentamientos. Este factor se puede ser una oportunidad para un mundo dividido. También puede ser un desafío para identidades y culturas dominantes.
India es el país con mayor diversidad del Sur de Asia. Su amplio territorio, el gran número de población y las variaciones geográficas la hacen desde un punto de vista étnico un país único. Sin embargo, con el objetivo de mitigar los conflictos sociales y fortalecer la integración social, India ha debido iniciar sus propias políticas multiculturales. Tradicionalmente estas políticas contemplan la preservación de las sociedades minoritarias.
India posee muchas religiones, veintidós idiomas, miles de dialectos y quinientos grupos étnicos. La diversidad es tan grande que basta recorrer unos pocos kilómetros para cambiar la pantalla cultural y social.
La sociedad india ha sido multi cultural, multi religiosa, multirracial, multi étnica y multi lingüística desde tiempo inmemorial. Sin embargo, también ha enfrentado divisiones y enfrentamientos. Por eso el mayor desafío es el de preservar la tradición pluralista. Históricamente, el esfuerzo realizado por figuras como Gandhi lleva a la reflexión y a la acción. De origen hindú, Gandhi creció rodeado de distintos credos, por lo que siempre tuvo presente la tolerancia religiosa. Su educación en el Reino Unido lo acercó aún más a otras religiones. Estudió las escrituras de diferentes creencias, lo que le dejó la idea de que éstas tenían mucho en común. Para él, el hinduismo era una fe amplia e inclusiva, tolerante, de mente abierta. Aspiraba a un espíritu de camaradería entre credos que ayude a cada creyente a ser mejor en su religión. Veneraba y respetaba las otras creencias del mismo modo que respetaba la propia.
Luego, el Primer Ministro Jawaharlal Nehru tuvo un rol fundamental en establecer el derecho al pluralismo y reconocer el hecho de que India es un país diverso. Para él, el espíritu fundamental de la India del futuro sería la “unidad en diversidad”, dejando de lado la tendencia a crear un estado homogéneo. Gracias a ellos, nuestra diversidad está fuertemente arraigada en la Constitución y en el pueblo.
El hinduismo, considerado el sistema religioso y filosófico más antiguo del mundo, es profesado por más del ochenta por ciento de la población. El Islam es practicado por más del trece por ciento. Esto hace de India el segundo país en el mundo con un número importante de musulmanes, después de Indonesia. India es el único país secular con esta característica. Otras religiones, como el cristianismo y el judaísmo, también enriquecen la sociedad india con su mensaje de paz y amor. En India cada creyente tiene el derecho de practicar su religión con libertad.
La cultura de la India se ha forjado a lo largo de miles de años de Historia, con la unión de diferentes costumbres, tradiciones e ideas traídas por muchos y muy diferentes regímenes y habitantes autóctonos. La diversidad de prácticas culturales, idiomas, costumbres y monumentos en la India de hoy son el resultado de estas combinaciones a lo largo de los siglos.
En el idioma, la Constitución reconoce dieciocho idiomas pero existen más de doscientos idiomas reconocidos y mil seiscientos dialectos. El hindi es el idioma oficial hablado por el cuarenta y cinco por ciento de la población. El inglés se utiliza con fines oficiales. Para tener una acabada imagen de lo que representa esta situación, la radio All India transmite en 24 idiomas y 146 dialectos. Y este es sólo un ejemplo de nuestra “unidad en diversidad”.
La tendencia creciente de distinguir a las personas sobre bases religiosas, étnicas o lingüísticas es una amenaza real a que las civilizaciones coexistan pacíficamente. Los enfrentamientos de este siglo, sin ir más lejos, han puesto al fundamentalismo religioso en el centro de la escena de las relaciones internacionales. Así, el multiculturalismo podría ser la única opción de la humanidad. Porque es mucho más que la simple tolerancia de la diversidad: representa dar lugar y reconocer a todos los integrantes de una sociedad. Todos los ciudadanos tienen iguales derechos, pertenezcan a un grupo mayoritario o no.
Y es allí donde la diplomacia juega un papel fundamental. Es nuestra obligación, como diplomáticos, ser inclusivos, respetar la multiculturalidad en todos sus aspectos y entender que todos aspiramos a lo mismo: la amistad y el amor entre los pueblos.
Muchas gracias.

Palabras del Embajador de la India en Argentina
S E Amarendra Kahatua
Conferencia de cierre del concurso edición 2014 – Congreso de la Nación Argentina

Kathua


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

RACEI

ADEA Argentina

JAMPOST Estudio

A %d blogueros les gusta esto: